Fructosa, cáncer y enfermedades crónicas

La teoría de que el azúcar alimenta el cáncer en realidad nació hace casi 80 años. Sorprendentemente, la mayoría de los programas convencionales contra el cáncer aún no abordan adecuadamente el tema de la dieta y la necesidad de evitar los azúcares. El 1931 el Premio Nobel de Medicina, el alemán Otto Warburg,  descubrió por primera vez que las células cancerosas tienen un metabolismo energético fundamentalmente diferente en comparación con las células sanas. Los tumores malignos tienden a utilizar un proceso en el que las células cancerosas utilizan la glucosa como combustible por la creación de ácido láctico.
fructosa2La gran cantidad de ácido láctico producido por la fermentación de la glucosa de las células cancerosas luego se transporta hasta el hígado. Esta conversión de glucosa en ácido láctico genera un pH más bajo, más ácido en tejidos cancerosos.
Este es un camino muy ineficiente para el metabolismo energético, que extrae sólo el cinco por ciento de la energía disponible en el suministro de alimentos. En términos simplistas, el cáncer está “perdiendo” la energía, lo que le lleva al enfermo a estar constantemente cansado y desnutrido, y mientras continúa el círculo vicioso, es posible que el paciente empeore.
Además, los hidratos de carbono de la glucosa y la sacarosa disminuyen significativamente la capacidad de los neutrófilos para hacer su trabajo. Los neutrófilos son un tipo de glóbulo blanco que ayuda a las células para envolver y destruir a invasores, como el cáncer.
Si bien todas las formas de azúcar son perjudiciales para la salud y promueven el cáncer, pero de manera ligeramente diferente y en diferente medida, la fructosa parece claramente ser uno de los más dañinos.
La conexión entre la fructosa, ácido úrico  y resistencia a la insulina es tan claro que el nivel de ácido úrico de una persona, en realidad se puede utilizar como un marcador para la toxicidad de la fructosa. Lo que esto significa es que si los niveles de ácido úrico son altos, usted está en mayor riesgo de todos  de padecer enfermedades cardíacas y cáncer. Estos son algunos consejos del Dr. Richard Johnson quien es un experto en este tema.
Dos recomendaciones clave:

– Mantenga su nivel de ácido úrico por debajo de 4 mg / dl para los hombres y 3,5 mg / dl en las mujeres
–  Como recomendación estándar aconsejo mantener el consumo de fructosa total inferior a 25 gramos por día

Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.