La angustia y otras dolencias

La angustia es un rasgo distintivo en la actualidad y una manifestación de la incertidumbre e inestabilidad en que se vive. Esta inestabilidad es en todos los aspectos de la vida. Una prueba de lo mal que esta la sociedad en que vivimos es una realidad pavorosa es que cada 40 segundos alguien se suicida en el mundo. Los problemas financieros, familiares, sociales y de salud son las principales causas de angustia en este mundo. Cuando una persona se encierra en sus propios problemas, su vida se afecta y las de todos a su alrededor.

El cuadro de la angustia se agrava con una seria de alteraciones físicas y de conducta como las siguientes:

Trastornos del sueño: Dificultad para conciliar el sueño, despertar frecuentemente alrededor de las 3 de la mañana, pesadillas, despertar temprano sin poder recuperar el sueno.

Trastornos de la conducta: Inestabilidad, agitación, irritabilidad.No es posible quedarse quieto y se reacciona con violencia ante cualquier contratiempo.

Trastornos funcionales: Frecuentes trastornos digestivos, colitis, problemas urinarios, espasmos, dolores de cabeza, deseo sexual disminuido, o suprimido, entre otras alteraciones.

Estos son algunos de los trastornos que sufren las victimas de angustia. Los consultores médicos están llenos de quienes viven abrumados por la congoja y la desesperación. Para mitigar los efectos de la angustia especialmente en sus manifestaciones psicosomáticas, son muy útiles algunos consejos que en algunas personas logran un efecto sedativo y de autocontrol muy importantes adoptando estas estrategias:

1-Haga o incremente la actividad física: Por ejemplo haciendo caminatas, deportes, bicicletas, natación o algún otro deporte.

2-Disminuya los niveles de estrés: Evite nuevas actividades o responsabilidades si ya tiene una agenda cargada no acepte mas trabajo de el que tiene, eluda el exceso de todo tipo.

3- Busque una solución a sus problemas del sueño: No recurra a medicamentos que no le haya prescrito su medico, es mas sano practicar técnicas de relajación muscular, baños tibios, realizar ejercicios espirituales de oración o lectura tranquilizante.

4- Participe de actividades gratificantes: Participe de toda actividad en la cual usted se sienta bien y en tranquilidad.

5- Establezca sus prioridades: Ordene sus valores en orden de importancia. No es posible hacerlo todo y menos cuando se esta en crisis o bajo la angustia.

6- No se imponga exigencias o expectativas excesivas: Haga lo que pueda, no se preocupe por el mañana o por lo que no pudo hacer.

7- Tenga una atmósfera saludable en su hogar: La atmósfera saludable se refiere a ala tranquilidad y bienestar que proporciona una cada sonde reina la paz.

8- Deje de pensar en los problemas: Si no puede resolver los problemas, deje de pensar en ellos. No viva rumiando y lamentándose por sus problemas, por mas que piense en ellos no se resolverán, lo único que lograra será sumergirse mas al fondo de su angustia.

Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.