¿Qué es el Dióxido de cloro?

El dióxido de cloro se ha utilizado durante más de 100 años para combatir todo tipo de bacterias, virus y hongos. Se asemeja mucho a la forma que la actúa nuestro propio cuerpo en la fagocitosis donde se utiliza el proceso de oxidación selectiva para eliminar todo tipo de patógenos.
Es un gas, amarillento que no está incluido hasta la fecha en la farmacopea convencional como principio actvo. Aunque se utiliza en forma obligatoria para desinfectar las bolsas de sangre que se usan para las transfusiones en los hospitales.
Se usa en la mayoría de las aguas embotelladas aptas para el consumo, puesto que no genera ningún residuo tóxico, además de ser un gas muy soluble, el agua lo absorbe se evapora los 11 grados.

Andreas Kalcker es el principal promotor del dióxido de cloro en la actualidad.

Dióxido de cloro en solución acuosa en bajas dosis es ideal pra eliminar este tipo de virus.Sabemos que los virus son absolutamente sensibles a la oxidación y por otro si funciona en las bolsas de sangre humana con el HIV y otros patógenos por qué no va a funcionar contra el coronavirus.
La disociación de esta sustancia hace que el tejido gane más oxígeno disorciarse la sustancia, se disocia en la acidosis metabólica (cuantos más años tienen más acidosis tienes) y hay más oxígeno biodisponible y esto lo utilizan las mitocondrias que generan la energía de la célula que pasa a contar con más energía.
Hay numerosos testimonios de personas que han tomado dióxido de cloro con avanzados diagnósticos de cáncer y otras enfermedades graves y comentan que han notaod importantes cambios en cuanto a la remisión de la enfermedad. Se popularizó el dióxido de cloro con la pandemiz por el coronavirus ya que aseguran que es el dióxido de cloro es letal contra los virus eliminando cualquier vestigio de la enfermedad en 3 o 4 días.
Jim Humble es quien ha descubierto las bondades del dióxido de cloro. Mientras hacía trabajos de minería en Sudamérica, varios de sus compañeros enfermaron de malaria. Según él, les dio a probar unas gotas de las que usaban para potabilizar el agua, y también según él, se curaron. En varias entrevistas describe cómo usarlo contra todos los patógenos. Cuando algo cura la malaria en 4 horas, llama tu atención. Jim Humble, buscador de oro, metalúrgico y químico, es el precursor de la ingesta (en determinadas dosis) del dióxido de cloro en Estados Unidos. Su descubrimiento, que ha sido perfeccionado para curar todos los “patógenos”: virus, bacterias, hongos, metales pesados, células cancerosas, etc., se ha puesto a su disposición.
El libro en PDF “La Salud Prohibida” del biólogo suizo Andreas Kalcher es otro fiel exponente de los usos espectaculares del dióxido de cloro en la salud humana.
Muchos aseguran que tomando unos días al año una dióxido de cloro prevendrería numerosas enfermedades y las personas no necesitarían nunca más recurrir a los medicamentos. La mayoría de frascos que se venden en internet para consumo humano dicen tener 3 mil ppm (partes por millón) que equivaldrían a 3 mil miligramos (o tres gramos) de dióxido de cloro por litro de agua.
Es necesario informarse mucho antes y contrastar información. Hay varios médicos homeópatas que conocen más sobre el dióxido de cloro, es conveniente consultar con un especialista para conocer las dosis exactas.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.